Diagnóstico y evaluación

Evaluación y ayuda

Tubos de ensayo

La causa subyacente del dolor agudo a menudo es obvia; por ejemplo, el dolor que tiene un paciente después de haber sido sometido a una intervención quirúrgica o de haber sufrido un traumatismo agudo.

Pero en numerosas ocasiones la patología subyacente no está clara y es necesario establecer un diagnóstico.

Los elementos clave para establecer el diagnóstico son:

 

  • Realizar una exploración física completa
  • Evaluar la localización, la intensidad, la calidad y el momento de aparición del dolor, así como los factores que lo agravan y lo alivian (para hacer una valoración rápida y sencilla de la intensidad del dolor pueden usarse escalas de dolor validadas) 
  • Utilizar procedimientos diagnósticos específicos, como rayos X o escáneres óseos

 

Última actualización:  14 dic 2012