Sensibilidad al dolor

¿Quiénes son más sensibles al dolor: los hombres o las mujeres?

El dolor es una sensación compleja y subjetiva. Cada persona lo percibe de forma diferente. Pero existe una diferencia perceptible entre la sensibilidad al dolor de los hombres y las mujeres. Al contrario de lo que se cree, las mujeres realmente suelen ser más sensibles al dolor, principalmente debido a las hormonas sexuales y a influencias sociales y culturales.

La función de las hormonas

Las hormonas estrógenos influyen en la sensibilidad al dolor de las mujeres. Los estrógenos incrementan los niveles de alerta y de actividad del sistema nervioso y por tanto la transmisión del dolor. Por este motivo, las mujeres son más sensibles al dolor que los hombres. Además, los hombres se benefician de los efectos de la hormona sexual masculina testosterona, que reduce la sensibilidad al dolor. Pero entonces, ¿cómo aguantan las mujeres el dolor del parto? Para ello cuentan con un mecanismo adicional: la liberación de endorfinas. Las endorfinas son sustancias parecidas a la morfina que produce el organismo de forma natural; reducen el dolor y se liberan en grandes cantidades durante el parto, lo que hace que las mujeres soporten mejor el dolor del parto.

Influencias sociales y culturales

Las diferencias en la educación también influyen en cómo reaccionan ante el dolor los hombres y las mujeres. En innumerables películas, libros y canciones se dice que “¡los chicos grandes no lloran!”. Esto no es sólo un dicho, sino también una expresión de cómo la sociedad trata el tema del dolor. Habitualmente, a los niños se les dice que aunque tengan dolor no lo expresen. Por este motivo, los hombres intentan ignorar el dolor lo máximo posible y posponen mucho la visita a un médico a causa del dolor. En cambio, las mujeres abordan mejor el tema del dolor. Desarrollan estrategias para sobrellevarlo y suelen seguir más los consejos del médico.

Última actualización:  02 sep 2010